12 de septiembre de 2013

¿Qué fue de los Estados nacionales?


—¿Qué pasó con los Estados nacionales?¿Cuándo desaparecieron?
—Sobre la mitad del siglo XXI. La cristalización de fronteras delimitadas que vino a sustituir el modelo feudal, albergando culturas, gobiernos y mercados diferenciados, fue desdibujándose con la globalidad de las transacciones financieras y la necesidad de una gobernanza mundial.
—Pero, hasta bien entrado el siglo, hubo movimientos independentistas por todo el mundo.
—Es cierto; el Estado nacional aún era el agente más importante en cuanto a toma de decisiones, pero ya se empezaban a gestar normas de ámbito global, desde la propiedad intelectual a los derechos humanos, pasando por la energía, la administración del agua, el Open Government o las políticas sanitarias... los problemas superaban ya las fronteras y el resultado fue éste del que ahora disfrutamos; y que también padecemos: hemos cambiado la administración del Estado nacional por las organizaciones sociales locales dentro de un marco normativo mundial y las antiguas barreras fronterizas por flujos de información, conocimiento y energía. Ahora el gobierno es un líquido homogéneo que permite flotar a unos ciudadanos que se amalgaman entre sí formando nodos de geometría variable en torno a proyectos, identidades, afinidades o necesidades. Una vez legitimada la capacidad de decisión de una parte sobre el todo, llegar a la posibilidad de escisión del individuo fue automático.
—Pero los problemas siguen, como entonces. No sé si se imaginaban que, una vez que la responsabilidad del gobierno fuera tomada por el empoderamiento ciudadano, el resultado iba a ser tan poco brillante.
—Pero son ya otros problemas; piensa que incluso la evolución de las especies es una suerte de deriva que encuentra soluciones que funcionan pero que no son las perfectas, solamente suficientes y, con eso, basta. Piensa también que el ciudadano es de la misma pasta y tiene las mismas aristas que aquellos otros que dirigían gobiernos nacionales.
—Aún así, echo de menos los símbolos, las banderas, los lemas y los héroes.
—Eso es porque no te gusta el fútbol, allí está todo, no necesitas más.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...