23 de septiembre de 2011

Literatura 3.0

Andaba pensando en cómo materializar un experimento de literatura 2.0, una obra que respondiese a las nuevas posibilidades de consumir un contenido literario: multiformato, es decir una obra líquida que se adaptase a cualquier dispositivo, adaptable acualquier soporte y formato; discontinua o, mejor, no secuencial ni en su lectura ni en su acceso; sincronizada desde cualquiera de los distintos dispositivos usados; multimedia, en el modo de abarcar las mayores posibilidades de nuestros sentidos y percepciones; y social, como no podría ser ya de otra manera una vez que hemos vuelto a tomar la plaza de la comunidad para comentar, cotillear, votar, recomendar...

Se me ocurría, visto los fracasos de mis anteriores intentos de narración digital, "El tesoro olvidado al viento" y "Caleidoscópica te quiero", el proponer la comunicación directa, vía redes sociales, de los posibles lectores con el personaje de ficción. Es decir, saltarme todas las cadenas de valor del mercado editorial convencional (autor, editorial, plataforma de distribución, librería) y hacer hablar al personaje de la trama con el lector, convertido según avanza la ficción en autor-personaje del argumento ya que, semanas después de interactividad entre lectores y personaje, se habría creado un rico magma narrativo donde las fronteras entre realidad, virtualidad y ficción se irían poco a poco difuminando. Las disciplinas artísticas quedarían también desdibujadas desde el momento en el que la persona que daría voz (escribiría) al personaje, el autor, podría ser tomado en realidad por actor, y el hilo de comunicaciones en red, una suerte de perfomance o, incluso, función de continua improvisación teatral; este efecto se vería amplificado con las posibilidades de video-conferencia y demás recursos infográficos que podrían formar parte de la trama.

Pensando en esas premisas, me pudo la ambición: ¿y por qué no provocar una ficción coral dedicada a un único lector? Es decir, dada la posibilidad de ir trabajando un cluster dentro de la red compuesto en su totalidad por personajes de una ficción narrativa digital, por qué no lograr encajar en esa madeja a un individuo ajeno a la trama, o mejor un buen número de ellos, que disfrutasen con la inmersión en esa literatura digital; si podemos seguir denominando esa experiencia así porque, poco a poco, el asunto se acercaría más al concepto de videojuego.

Después de tanto darle vueltas, esa misma noche y ante el telediario, escuchando como la deuda subía y la bolsa bajaba (bajaba a mayor velocidad que esos satélites descontrolados y con alta probabilidad de caer sobre una patera del Mediterráneo); de observar como unos dimitían, otros reclamaban, denunciaban, se morían, renacían, se mataban, se cobraban, no pagaban, mentían, se indignaban, recortaban y demás; con ese despliegue de colores, de acción, de requiebros a cual más inverosímil y desconcertante... en fin, esa misma noche descubrí que hace tiempo que disfrutamos de la Literatura 3.0, una literatura donde los Media son indudablemente el dispositivo y los distintos conjuntos de poder de geometría variable, los autores-actores mal avenidos de una trama que coloca al lector como el eterno protagonista; tanto es así que, cuando la obra es mala, quien recibe los tomates en este nuevo escenario 3.0 es precisamente él.

Mejor dejarse llevar.




21 de septiembre de 2011

Jugando en Cosmolema

ensoñar encoñar,enconar,entonar
ensañar encañar,encallar,entallar
enseñar ensenar,ensecar,entecar


A quien le guste jugar con las palabras encontrará en cosmolema una fuente de placer y conocimiento. Cosmolema es un entorno de juego, consulta y aprendizaje de la lengua española basado en las palabras y sus relaciones alfabéticas.

Es un proyecto desarrollado por bestiario para el programa leer.es del Ministerio de Educación de España.

Una conexión de finas hebras

Entre el signo y la escultura existe una sutil pero merecida conexión que sienta en una misma mesa al astrónomo avezado y al historiador curioso. Cuantos secretos esconden las banderas!

14 de septiembre de 2011

El cuento [casi] completo


Conecto el cuento. Todo comienza con el encargo que la madrastra hace a uno de sus esbirros: quiere que haga desaparecer en el bosque a su bella hijastra y que le traiga su corazón como muestra del cumplimiento de su deseo. La narración contempla el caso en que el esbirro, compadecido por el trágico destino de la muchacha, la deja marchar, llevando a la malvada madrastra el corazón de un jabalí para cumplir con el expediente. Pero también muestra como el mercenario, movido por el miedo a perder la vida a manos de su ama, liquidaría con mayor o menor agrado a la joven.

No todo tiene por que ocurrir de manera tan radical. El esbirro podría haber salvado a la hijastra para, después, en un acto de valentía y sinceridad, explicarse ante su jefa. Esta no tendría que haberle asesinado; todo podría pasar a un segundo plano y la historia del esbirro desaparecería tras otros asuntos más importantes.

Aunque también la acción podría demandar algo más de marcha: el futuro asesino puede aliarse con la chica, dejarla a salvo en casa de algún conocido y marchar para dar fin a la vida de la malvada ama. Y aquí ya vienen más líos puesto que el trío príncipe, esbirro y muchacha casan mal, sobre todo, si el anteriormente mercenario materno se hubiera hecho ilusiones de su futuro con la heredera y pensara en cobrarse el favor ofrecido, nada menos que salvar su vida, con un enlace vitalicio.

Otras posibilidades aparecen tras analizar el escenario: la hijastra, a medio camino del lugar de la ejecución boscosa, se olería la jugada, provocando una distracción del ejecutor y protagonizando una rápida huida. Huye también el sicario temiendo el castigo o, por el contrario, caza y da muerte a una bestia del bosque para entregar el corazón reclamado. O a lo Tarantino: el pobre hombre, inseguro, acomete medio hachazo sin poder completar el trabajo y acaba corriendo sobre un fondo de sonido rumble tras la muchacha herida por medio bosque hasta que se topa con un grupo de estibadores portuarios, mejor mineros (estamos en un bosque), con los que se enzarza en una feroz reyerta que termina con él y los siete u ocho trabajadores medio muertos en el único claro de vegetación existente por los alrededores y desde el cual se vislumbra, a lo lejos, como la princesa del brazo colgando es acogida por una encorvada ancianita que, incomprensiblemente por el lugar y la hora, arrastra un saco enorme de peras.

Todo esto es posible y más, solo es el principio.

12 de septiembre de 2011

la sorpresa de Sabero



Fuimos al Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León, en Sabero, en busca de una de las más importantes exposiciones europeas de meteoritos y nos encontramos un espacio increíblemente bello, donde la arquitectura industrial, las máquinas pesadas y la exposición temporal de esculturas de Ángel Peres forman un todo muy especial.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...