24 de febrero de 2009

Y sin embargo, la sonrisa de la Mona Lisa es algo más que una ilusión visual

No fue la intención de la neurobióloga Margaret Livingstone desentrañar el misterio de la belleza de la Mona Lisa; la belleza, incluso la propia definición de obra de arte, siguen en suspenso por los territorios de la Estética y la teoría del arte. Cuando la profesora de la Universidad de Harvard explicaba en agosto de 2005, en el marco del Congreso Europeo de Percepción Visual celebrado en A Coruña, que la sonrisa de la Gioconda se había realizado de manera que provocaba en nosotros una ilusión óptica, no hacía más que confirmar que los artistas, de manera intuitiva, se han venido sirviendo, desde siglos atrás, de técnicas que juegan con nuestra percepción visual.


Margaret Livingstone, apoyándose en la neurobiología, mostró como el ojo humano tiene dos tipos de visión: la visión central, muy buena para reconocer los detalles, y la visión periférica, mucho menos precisa pero más adecuada para reconocer las sombras. Leonardo Da Vinci pintó la sonrisa de la Mona Lisa usando el esfumado (sfumato), técnica pictórica aportada por él consistente en la supresión de los contornos precisos, envolviéndose todo en una especie de niebla o sombra imprecisa que difumina los perfiles. Esas sombras son percibidas mucho mejor por nuestra visión periférica y así, la sonrisa es difícil de apreciar si se fija la vista en la boca de la Gioconda, pues entonces el ojo humano la enfoca con la visión central. Para ver sonreír a la Mona Lisa hay que mirarla a los ojos o a cualquier otra parte del cuadro, de modo que sus labios queden en el campo de visión periférica.

En la siguiente imagen he tratado de mostrar un ejemplo donde esta ilusión visual es más explícito. Si observamos cualquier punto de la imagen menos el centro, percibiremos a este como rodeado por una marcada sombra. Cuando enfocamos al punto negro y central de la imagen, aquella sombra parece, poco a poco, ir menguando pues nuestra visión central va a discriminar esos medios tonos en pos de una nítida percepción del punto central.


Resulta interesante conocer nuestro funcionamiento perceptivo aunque, afortunadamente, ni la técnica artística aplicada, ni los defectos fisiológicos del artista (el estrabismo de Rembrandt o el astigmatismo de El Greco), nos explicarán por qué reconocemos como bellas las obras de arte. Qué interesante la Gioconda así de cerca ¿verdad?

23 de febrero de 2009

Biblioteca Virtual de Prensa Histórica





























La Biblioteca Virtual de Prensa Histórica es un proyecto en marcha, resultado de un proceso de digitalización cooperativa del Ministerio de Cultura, las Comunidades Autónomas y otras instituciones de la memoria, con el que se pretende, simultáneamente, preservar y hacer accesibles unos materiales bibliográficos que se caracterizan por ser ejemplares únicos y, por lo tanto, de difícil acceso.


Una buena manera de repasar contenidos y diseños pasados que alimente nuestro presente.

En la imagen, la página 24 de la revista ''La Esfera : ilustración mundial' - Año XVIII Número 888 (10/01/1931)

19 de febrero de 2009

El cuento "La gallina, las hormigas y el zorro"



Adjunto un enlace en el que podéis descargaros mi cuento

"La gallina, las hormigas y el zorro"

En este cuento, he intentado mostrar, a través de las páginas, un único instante en la vida de los personajes; según avanzan las páginas, lo que discurre es el espacio y no el tiempo. El momento en el que la gallina observa a las hormigas es el mismo momento en el que las hormigas rojas siguen saliendo de su hormiguero, el mismo en el que a unas hormigas negras les pilla una lluvia que, en un antes no dibujado, sorprendiera al zorro.

El pasado y el futuro es señalado por los rastros de los animales y por la voz del narrador que, jugando con el lector, intenta hacerle caer en la sensación de sucesión temporal, cuando realmente se halla ante una foto fija. Para ello, es imprescindible la presencia del personaje "las hormigas", el único que atraviesa todo el espacio y que es capaz de dirigirse hacia un lugar y a la vez estar ya en él.

Por favor, al descargar el pdf, tened presente la licencia bajo la que se ha designado; dicha licencia permite su lectura, archivo y distribución; permite, incluso, el hacer una obra de teatro o un juego, siempre que se cite su autoría: J M Lorite Fonta. No se permite su utilización comercial, es decir, ganar dinero con ella. Consutadme otros usos, gracias.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

18 de febrero de 2009

El misterio de Shakespeare


En esta primera letra "B" de la obra "La Tempestad" de Shakespeare aparece escondido, entre las filigranas que rodean a la capitular, el nombre de Francis Bacon.

Este dato fue publicado en 1931 en el periódico "Cincinnati Times-Star" y en el "Literary Digest" y es una de las muchas notas con las que una corriente de estudiosos y eruditos corroboran sus sospechas sobre la identidad del dramaturgo: tras el genial William Shakespeare, pudieran hallarse en realidad hombres de filosofía, arte y conocimiento como fueron Francis Bacon, Edward de Vere o Christopher Marlowe, entre otros.

Sea como fuere, un intrincado juego de engimas y testaferros, una hipótesis sin fundamento o, simplemente, la constatación de que conceptos como autor, editor, agente y actor no han existido tal y como los conocemos desde siempre, el caso es que el asunto sugiere y anima a conocer más del ambiente creativo del renacimiento inglés en el que la reina Elizabeth tuvo también mucho que ver y decir.

Se pueden dar vueltas de tuerca en torno al tema de la supuesta auténtica identidad de Shakespeare en sitios como sirbacon.org. Que se diviertan.


7 de febrero de 2009

A propósito de tilt-shift y time-lapse

A través del siguiente enlace se pueden observar imágenes realizadas con el procedimiento fotográfico "tilt-shift"; lo mejor, sin embargo, es verlo complementado y amplificado con "time-lapse". ¿Por qué es un efecto tan interesante? Lo que ofrecen ya lo hemos visto hace años: realmente tienen el aspecto de las típicas fotografías de maquetas o, como en los videos, el aspecto de una animación de no hace mucho tiempo.

Lo novedoso no es cómo se presenta una imagen; lo novedoso es lo que se está utilizando como tema de la fotografía. Como un trabalenguas: la realidad física a escala humana se retrata como si lo que se estuviera retratando fuese una maqueta que imitase perfectamente aquella realidad.

Tenemos ya un importante bagaje visual que nos hace en seguida valorar el interés de una imagen de la realidad que nos ofrece el aspecto de una imagen de una maqueta, o la acción de una película de animación porque ya hemos estado acostumbrados a verlos anteriormente.

De la misma manera, nuestra experiencia perceptiva sobre algunos aspectos de la realidad se ha ido alimentando de las típicas formas de los medios cinematográficos y televisivos; por eso, cuando observaba la investidura de Obama me parecía estar observando fragmentos de una película de producción norteamericana.

Sí, un efecto tipo tilt-shift, la realidad tratada como una película que nos cuenta una historia real...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...