24 de junio de 2008

Un ex libris para Marian

Buscaba una imagen de partida para el ex libris de Marian; dado el carácter tan relacionado con la lectura y la cultura, tanto del propio objeto del ex libris como de la persona a quien iba dirigido, parecía apropiado observar grabados renacentistas, marcas tipográficas y otros adornos relacionados con el periodo en el que la cultura del libro y la impresión comenzaban su camino.

Una fuente interesante para ello la ofrecen los fondos digitalizados de la Universidad de Sevilla. Allí se pueden visualizar ilustraciones, grabados, heráldicas, documentos de su Archivo Histórico, Tesis Doctorales realizadas en la Universidad y las Fotografías del Laboratorio de Arte.

De entre otros muchos de estos fondos, destaca la marca tipográfica de Aldo Manucio.

Manucio, Aldo - Marca tipográfica. Xilografía. En la obra I quattro primi libri di Architettura di Pietro Cataneo Senese ... de Cataneo, Pietro , Manuzio, Aldo, Herederos de, impr. 1554. Fondos Digitalizados de la Universidad de Sevilla.

El humanista, impresor y editor que, desde sus talleres en Venecia, imprimió las más importantes obras clásicas griegas e italianas es el paradigma del buen gusto tipográfico. Como curiosidad, se estima que Aldo Manucio, junto a su colaborador Francesco Griffo, desarrolló sobre el 1501 la tipografía bastardilla o itálica, lo que hoy llamaríamos cursiva, una letra que transcribía a la imprenta el estilo de la utilizada cuando se escribía deprisa a mano, muy ligada e inclinada hacia la derecha, con curvas rotundas y con el rastro de la herramienta utilizada para la escritura, la pluma.

El ancla de Manucio junto a las repetidas alusiones marinas que se iban observando en las marcas de impresor y los adornos tipográficos llevaron a la idea de confeccionar el ex libris como un jeroglífico que escondiese el nombre de Marian:

Mar + medio ancla = [mar] y [an] = marian


Aun con ser potente, encontraba que poseía un elevado grado de iconicidad: muy reconocibles las olas, el ancla... la silueta asemejaba, además, un árbol de raíces levantadas: no parecía apropiado para el tema.

En los apuntes que habían ido surgiendo se probó con una representación del mar distinta, como un rectángulo blando en el que nadaban peces. El nuevo camino iba por ir encontrando una solución que recordara al
mar y ancla originales pero que funcionara bien como unidad.


Dándole vueltas a esa posible solución, surgieron unas formas muy apropiadas con el tema del ex libris. Según el conjunto del ancla y el mar se iba transformando en un todo, se perfilaba la silueta de lo que en algún tiempo pudiera haber sido también un libro sobre su atril... los peces eran peces y eran líneas de texto sobre las páginas, el rectángulo era mar y libro abierto, y la mitad del ancla, el poderoso pie de un atril encontrado.





es un comienzo...

19 de junio de 2008

Control Z

Cuando apareció el genio y me comunicó que me concedía un efecto "control Z" para cualquier momento de mi vida pasada, no supe qué decir.

Pasados los primeros pensamientos de hacer volver al estado anterior algún momentillo personal, escabroso pero intrascendente, opté por imaginar aquellos actos míos cuya vuelta atrás pudieran repercutir a escala global de manera positiva.

Yo tengo al genio esperando... viendo la eurocopa.

13 de junio de 2008

Amor a tercera vista

Escuchaba ayer como, por la radio, un periodista alababa la obra de Santiago Auserón; comentaba como muchas de sus canciones seguían aún vigentes, manteniendo la misma calidad que cuando se escucharon por primera vez. Definió, además, cuándo le parecía que una canción era buena: cuando desde la primera vez que era escuchada se hacia nuestra, nos tocaba. Un flechazo.

Pensaba en las canciones, también en todo aquello de lo que me enamoré desde un principio. Pero también en aquello que ha acabado formando parte de mí y, en un principio, o no era valorado o no era percibido como bueno, o bello, o interesante.

Hay casos, incluso, que la percepción de algo como extraordinario ha venido después de un "querer que me gustase", por entender que tenía una calidad contrastada que yo no era, en ese momento, capaz de desvelar y que había que trabajarse.

A los niños les pasa a veces con la lechuga, a mí me pasó con Miles Davis y con el Omega de Morente. Mañana, seguramente, serán los informes económicos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...